Saltar al contenido
Instituto Movimiento y Salud

Todo lo que debes saber para empezar a aprender chikung. La guía definitiva

12 enero, 2024

Mucha gente llega al chikung por la recomendación de un amigo o familiar o incluso del médico, pero no todos tienen claro que es lo que van a encontrar. Parece ser que es una actividad suave que va a hacer que nos encontremos mucho mejor, pero a parte de eso, poco más saben. ¿En que consiste? ¿Es como el yoga pero con ropa más ancha? ¿Cuándo consigo los beneficios? ¿Cuál es la mejor práctica de chikung?

En este artículo te voy a contar 10 cosas que debes saber si te estás planteando aprender chikung. Vamos a empezar por el principio.

1 ¿Qué es el chikung y para que sirve?

Aunque de esto hablo largo y tendido en este vídeo, en su sentido más generalista, el chikung es trabajo con energía. Pero desde el punto de vista de la actividad física y la salud, el chikung es una práctica desarrollada en China que busca promover la armonía del cuerpo y la mente. Lo que busca es desarrollar el potencial del practicante a través del entrenamiento del cuerpo, la respiración y la mente mediante la práctica de rutinas, formas o tablas que implican trabajar con posturas, bien en movimiento o estáticas. 

¿Qué es Chikung y para que vale?

¿Yoga chino? ¿Un tipo de baile? Descubre como a través de unos ejercicios sencillos, suaves y elegantes con los que coordinas el cuerpo, la respiración y la mente consigues un estado de salud y bienestar sorprendente.

2 ¿Cuántos tipos de chikung hay?

Muchísimos. Más de los que podré nunca enumerar aquí. Algunos son muy populares y otros muy raros. Y de los más populares, además existen multitud de variaciones. Para tratar de controlar esto y buscar algo de uniformidad en la práctica, desde el gobierno y las universidades de Actividad Física en China se ha realizado un esfuerzo por estandarizar algunas de las rutinas más famosas como ya se había hecho con las artes marciales.

Bueno el caso es que podemos encontrar muchos tipos diferentes: tradicionales y modernos, estáticos y dinámicos, suaves y exigentes físicamente, calmados y agitados,… sea lo que sea lo que estás buscando, seguro que hay algo que se acomoda a tus necesidades e intereses.

¿Qué tipos de chikung hay?

Religioso, médico, de salud, marcial; taoísta, budista, confucionista,… Podemos encontrar muchas maneras de clasificar el chikung, ¿Cuál es el que más me conviene? Aquí podrás saber las diferencias.

3. ¿Cómo podemos aprender a hacer chikung?

Sólo hay una manera de aprender a practicar chikung de manera correcta, y es con método. Para eso lo ideal es poder recibir instrucción de una persona cualificada. El aprendizaje debe ser estructurado y progresivo y estar centrado en un objetivo. Lo ideal es poder asistir a clases y combinarlo con práctica regular. 

Hoy en día la tecnología nos permite tener al profesor en casa, lo que es una opción muy interesante para aquellos que antes no tenían la posibilidad o el tiempo para poder seguir una formación. La combinación de clases en directo con vídeos que complementen las explicaciones y sirvan de referencia, resulta una herramienta tremendamente valiosa, pero como todas las herramientas, no basta con tenerlas, hay que usarlas para sacarles partido.

Muchas personas me preguntan por algún libro para iniciarse. Si vamos a empezar o acabamos de hacerlo, ya te digo aquí que no puedes usar un libro para aprender. Pueden estar muy bien para entender aspectos teóricos, pero no para aprender una rutina. Si ya tienes experiencia, el caso es diferente, porque tus conocimientos te pueden ayudar a cubrir huecos en las explicaciones, pero es bastante probable que acabes desarrollando otra variante, aunque no tiene porque ser necesariamente incorrecta.

4.  ¿Cómo practicar el chikung?

Lo primero que tenemos que saber es que no es lo mismo una clase, que tiempo de estudio o tiempo de práctica. Nuestro objetivo es encontrar tiempo de práctica de calidad para poder obtener el máximo de los beneficios que nos ofrece el chikung. Como el chikung debe estar realizado a un ritmo que nuestra respiración acompañe y con atención plena en lo que estamos haciendo, sólo vamos a conseguir práctica de calidad cuando lo practicamos solos.

Mucha gente encuentra placer en la práctica en grupo, pero en realidad es un corsé que limita desarrollar todo el potencial del trabajo que realizamos. Por supuesto, cualquier cosa que nos levante del sillón y nos haga movernos empieza a generar beneficios, pero si queremos más, tenemos que buscar la manera de aprovechar al máximo.

A las clases se va a aprender. Por supuesto debe haber tiempo de práctica, pero debemos aprovechar ese tiempo, más que para el disfrute personal, para fijarnos en detalles en los que tenemos dudas, afianzar conocimientos o simplemente comparar lo que hacemos con lo que hace el profesor o profesora para encontrar puntos de mejora.

El tiempo de estudio es el gran olvidado. Mucha gente, cuando practica fuera de clase, se limita a realizar las formas completas. Por supuesto, eso es lo que buscamos, pero cuando estamos enfocados en el aprendizaje de una rutina o en la mejora de habilidades, habría que buscar un momento para el estudio a parte de la práctica de las rutinas concretas. El estudio consiste en trabajar de manera aislada un movimiento o fragmento de la forma que necesita mejorar. No es momento para disfrute, es momento para análisis. Este entrenamiento se debe hacer siempre con un objetivo claro en la cabeza para poner el foco en los aspectos necesarios y sobre todo, para saber cuándo he cumplido este objetivo. Esta manera de abordar la práctica es fundamental en un instructor cuando está diseñando las clases, pero también es perfecta para un practicante que organiza sus sesiones de entrenamiento. Este aspecto es uno de los elementos importantes que tenemos en cuenta en el curso para instructores que realizamos de manera 100% online.

¿Cómo se practica el Chikung de Salud?

¿Qué es lo que tenemos que hacer para conseguir todos sus efectos beneficiosos? Aquí te cuento cuales son los principios que debes cuidar en tu práctica.

5. ¿Dónde se practica mejor el chikung?

Se tiene la imagen idealizada de la práctica del chikung al borde de un acantilado, en un bosque frondoso o a la orilla del mar, pero la realidad es que, quitando algún privilegiado, la mayoría de la gente no tenemos acceso a esos lugares idílicos y no es para nada un impedimento para el disfrute y el aprovechamiento de la práctica.

Lo fundamental es estar en un sitio tranquilo, libre de distracciones, con el aire limpio, o al menos bien ventilado.

Resulta verdaderamente importante evitar durante la práctica estar en un corriente de aire, con demasiado calor, frío o humedad. Así que no siempre hacer el chikung en la playa va a ser una buena idea…

Todos tenemos cerca de donde vivimos alguna zona abierta o un parque donde se puede encontrar un lugar tranquilo y si lo vas a hacer en casa, trata de encontrar un espacio del que puedas disponer para ti durante tu práctica.

6. ¿Que hora es mejor para practicar Chikung?

Para elegir la hora tenemos que tener en cuenta tus ritmos circadianos, la naturaleza de la rutina que vas a realizar y sobre todo, lo más importante, el tiempo que tengas disponible. En mi caso, por ejemplo, aunque hago prácticas durante todo el día cuando estoy dando clases o estoy estudiando, lo que es la práctica personal, la hago lo primero por la mañana según me levanto, antes de desayunar. 

Esto me funciona a mi por dos motivos. Siempre he sido una persona muy matutina. En mis tiempos de estudiante, jamás he estudiado pasada la hora de la cena. Siempre he preferido irme a la cama y poner el despertador a las 4 de la mañana, que quedarme por la noche hincando codos. El otro motivo es que por un problema reumático que tengo desde adolescente, el estar parado me provoca rigidez y dolor y siempre me levanto como un bloque. Así que necesito hacer una puesta a punto lo primero por la mañana. Para eso las rutinas que utilizo son dinámicas e incluyen estiramientos suaves que movilicen a la vez que activen como las 8 piezas del Brocado que puedes aprender aquí.

El caso es que lo que es bueno para mi, no tiene porqué serlo para ti. Estoy seguro de que tu sabes cuando cuando es la mejor hora para practicar en tu caso porque sea la que más te aporta.

¿Cuándo es mejor practicar chikung?

¿Por la mañana o por la tarde? Lo importante es practicar, pero será mejor si encontramos el momento más adecuado para hacerlo.

7. ¿Cuántas veces a la semana se debe practicar chikung?

El entrenamiento debe ser como el agua constante horadando la piedra. Si queremos hacer las cosas bien, deberíamos hacer una práctica diaria. No es necesario programar una hora completa de entrenamiento de chikung. Un trabajo completo puede ser de 10 minutos. Hay cosas que incluso se pueden hacer en un par de minutos y voy a decirte un secreto. Lo más difícil del entrenamiento es ponerse a entrenar. A veces cuando ando liado y sin tiempo y me entra la tentación de saltar mi práctica me propongo ponerme de pie y hacer sólo un poco de respiración con las 5 Palabras de la Compostura. No más de un par de minutos. Cuando me quiero dar cuenta, acabo añadiendo algún movimiento en los brazos y normalmente termino haciendo alguna forma de chikung o de taichi. Lo que con toda probabilidad iba a ser saltarse el entrenamiento, generalmente se convierte en una práctica bastante decente.

Si eres de los que a veces tienen la tentación de saltarse prácticas, en este vídeo te doy unos cuantos trucos para ayudarte a no perder ningún entrenamiento.

En principio, para el tiempo de práctica, a mi me gusta contar sólo el tiempo de práctica, ni las clases ni el tiempo de estudio. No doy clases todos los días ni dedico tiempo a estudiar todos los días, pero si que trato de practicar a diario aunque sea un ratito.

8. ¿Cuánto dura una clase de chikung?

Lo más habitual es que las clases de chikung duren entre una hora u hora y media. Dependerá del tipo de grupo, sus objetivos y sobre todo, la cantidad de trabajos diferentes que se quieran incluir en la clase. 

En mi experiencia, con principiantes, una hora puede estar bien porque te permite tener suficientes repeticiones sin el riesgo de caer en el aburrimiento o el cansancio, pero en cuanto el alumno empieza a tener cierta experiencia, con hora y media se pueden desarrollar más conceptos y hacer prácticas complementarias. 

Clases más largas no son necesariamente mejores. El chikung busca equilibrar y un exceso de entrenamiento es precisamente eso, un exceso que nos aleja del equilibrio que deseamos. Es cierto que en ocasiones las circunstancias requieren entrenamientos más largos como los cursos intensivos en los que en un día o fin de semana se pretende alcanzar lo que se ve en un mes. En estos casos es importante programar bien las tareas y los descansos para que el cuerpo no se sature. 

Te voy a hacer una confesión. Las mismas prácticas que me dan la vida cada mañana, me provocan un brote cada vez que doy un seminario de fin de semana. Ya sabes que todo debe estar en su justa medida y el exceso de repeticiones puede hacer tanto mal como la falta de ellas.

9. ¿Hace falta ropa especial? ¿Cómo se llama el traje de chikung?

El único criterio para elegir la ropa para practicar es que sea cómoda y permita el movimiento sin restricciones. En algunas escuelas se opta por el pijama tradicional chino que no es más que una evolución de la ropa de trabajo que se usaba en China. Esto ayuda a la uniformidad dentro de la escuela y además ayuda a la parte estética de puesta en escena porque tapa imperfecciones y hace más aparentes las posturas.

Pero unos pantalones cómodos y una camiseta o sudadera si hace fresco, es más que suficiente para ponerte a practicar.

Respecto al calzado. Hay gente que prefiere hacerlo con zapatillas y otros prefieren hacerlo descalzos. Si lo vas a hacer descalzo, asegúrate de que no te entre frío por los pies. La práctica del chikung es un momento muy vulnerable porque se abren los poros de la piel, se producen cambios en nuestra temperatura y es fácil que las condiciones ambientales nos afecten. Además, en la planta de nuestros pies está un punto muy importante de intercambio energético y debemos cuidar que lo que intercambie, sea lo adecuado. Yo sólo practico descalzo en mi sala de entrenamiento, que tengo suelo de madera, sobre eso pongo una esterilla y además no me quito los calcetines. Fuera de aquí, siempre con calzado.

Y con esto ya sabes todo lo que necesitas para animarte a empezar a practicar chikung, aunque espera, te había dicho que te iba a contar 10 cosas y me he quedado en 9. Aquí va la última, que es la más importante. Da lo mismo todos los beneficios que aporta a medio y largo plazo. Cada vez que termines una sesión, te encontrarás mejor que cuando empezaste y te ayudará a realizar el resto de tareas de la mejor manera posible. Tendrás más energía, menos estrés y aumentará tu creatividad.

Y ahora ya si que me voy a despedir. Muchísimas gracias por llegar hasta aquí. Espero que te haya gustado este artículo y sobre todo, que te animes a comenzar con tu práctica de chikung.